La tasa de apertura (Open Rate) es una de las métricas más importantes para tener en cuenta al evaluar el rendimiento de nuestra estrategia de email marketing, ya que nos muestra el número de clientes que han abierto nuestro mail. Pero ¿qué hacer para mejorarla? En el artículo de hoy te contamos 8 formas de mejorar tu email marketing y conseguir que más usuarios abran tus correos. ¡Empecemos!

via GIPHY

El asunto

Lo primero que debes cuidar es el asunto de tu correo, ya que es lo primero que ven tus suscriptores, y en muchos casos determinará que abran tu mail o no. Por tanto, es conveniente que sea atractivo y que genere curiosidad. Para ello, puedes intentar crear una lista de líneas de asuntos que funcionen e incorporarlos en tus correos.

Además, el asunto debe ser corto. Muchos usuarios verán el correo en el móvil, por lo que si escribes líneas más largas de lo que abarque la pantalla, se quedará a mitad y perderá el sentido.

Por último, también puedes considerar el uso de emojis en tu asunto para darle un toque de color y hacerlo destacar en la bandeja de entrada de tu destinatario.

Envía contenido de calidad

El contenido es la esencia de tu mail, por tanto, ha de ser de calidad para el lector, y tiene que aportar algo de valor. Por ello, antes de enviar un correo, plantéate si realmente la información aportada es de utilidad para tus suscriptores o merece la pena esperar un poco y ofrecerles contenido interesante.

Otra opción es segmentar tu base de datos en función del contenido que interesa a cada cliente, y enviar los correos en base a ello. Con esto, conseguirás un trato más especial e individualizado hacia tus suscriptores, y aumentarás su fidelidad, y con ello, tu tasa de apertura.

Personaliza el trato

Como hemos hablado en el apartado anterior, los mails personalizados funcionan mucho mejor que los genéricos. Según un estudio de 2018 la consultora Accenture, un 91% de los clientes es más propenso a comprar de una marca que le ofrezca recomendaciones y servicios relevantes. Además, otro estudio hecho por Marketing Dive en 2017 asegura que la tasa de apertura de emails personalizados aumenta ¡en un 50%!

Por todas estas razones, ya has visto que personalizar tu correo es sinónimo de éxito. Así que, no dudes en crear segmentaciones en tus listas, enviarles un correo por su cumpleaños o incluso hablar a tus clientes por su nombre de pila.

Cuida el texto

Esto es algo básico ya que, si el texto tiene errores de ortografía o gramática o parece escrito por un robot, el destinatario perderá el interés instantáneamente. Por tanto, el texto que escribas, además de ser interesante para el lector, ha de ser dinámico y fácil de leer.

Algo muy importante es no incluir palabras spam en tu correo, ya que puede filtrarse como tal y el destinatario nunca lo leerá. Algunas de estas palabras, para que te hagas una idea, serían: Urgente, oferta especial, has ganado, dinero gratis, llama ahora…

El diseño

El diseño del correo ha de ser tan importante como su contenido. Piensa que no deja de ser marketing, y por tanto la presentación de tu mail debe estar muy cuidada. Elige un tema o plantilla, y a partir de ahí desarrolla una estructura clara y coherente, con apartados bien definidos, siempre siguiendo un hilo de lo que quieres contar.

Texto alternativo

El texto alternativo es una herramienta que debes usar si incluyes imágenes en tu correo. Así, te aseguras de que el destinatario entiende el conjunto del mensaje explicando qué es la imagen que has adjuntado. Además de la tasa de apertura, aumentarás la tasa de CTR de tu campaña.

Aprovecha el momento

El momento en el que prepares tu campaña es muy importante, por ello debes plantearte implementar el Moment Marketing en tus mails. Esta técnica de marketing consiste en aludir al contexto y las circunstancias concretas que está viviendo la audiencia cuando reciben el correo.

Algunos ejemplos de esto pueden ser hacer alusión a algún evento deportivo reciente, a alguna noticia relevante de los últimos días, o incluso al clima de la ubicación en la que se encuentren los destinatarios.

¡Testea siempre antes de enviar!

En artículos anteriores, te explicábamos la importancia del test A/B, y es que, antes de lanzar cualquier campaña, es necesario probar distintas variantes de la misma para ver cuál funciona mejor.

Con los correos que envíes pasa lo mismo, prepara siempre varias versiones y pruébalas para ver qué elementos son los más efectivos y con cuáles consigues una mayor tasa de apertura.

Conclusión

Ahora ya sabes cómo aumentar tu tasa de apertura y conseguir el éxito con tus campañas de mailing. Combina todos estos consejos y trata de elaborar distintas versiones de correo, personalizando por segmentos y testeando cuáles son las más efectivas. Y cuando tengas la versión definitiva, ¡solo queda lanzar tu campaña!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Author

Escribe un comentario