Dicen que una imagen vale más que mil palabras, excepto si le preguntas al robot de Google. Y es que no hay que subestimar el poder que tienen. Tanto es así, que su efecto ha llegado hasta las redes sociales. En estas plataformas donde el contenido por excelencia es visual, los textos se han ganado un puesto importante entre las publicaciones.  Hasta el punto de que todo este contenido textual (lo que se conoce como copy) que acompaña tanto a imágenes como a vídeos tiene detrás una serie de técnicas que pertenecen al mundo del copywriting el cual consiste en escribir textos cuya finalidad es vender un producto o servicio.  

Puede parecer algo sencillo, sin embargo, hay algunas cosas que conviene tener en cuenta para que funcione y sea efectivo. Un buen copy puede realzar el engagement con tus seguidores, incluso puede que lo que hayas escrito sea gracioso o ingenioso o todo a la vez y se haga viral. Quién sabe, el mundo digital es impredecible, pero lo que sí podemos hacer es darte una serie de consejos para que mejores el copy en tus redes sociales y así, aumentar el CTR.  

Interactúa con tu audiencia 

Al hacer un anuncio de publicidad en redes, siempre hay que pensar en nuestra audiencia, a ella nos dirigimos y a ella la queremos ayudar con nuestro producto o servicio. En nuestras publicaciones en redes sociales debemos tener en cuenta que el engagement es de las cosas más importantes. Así que, tenemos que involucrar a nuestros seguidores, animarlos a que interactúen con la publicación. ¿Cómo podemos hacerlo? Pues mediante preguntas en las que tengan que contar algo de ellos mismos, haciendo que compartan algo de tu marca en sus historias, diciéndoles que etiqueten a amigos en tus publicaciones, hacer algún sorteo… Cualquier cosa que les haga ver que son importantes y que se les escucha al otro lado del canal digital.  

banner redes sociales

4 hashtags como máximo en Instagram 

Anteriormente, era típico ver en las publicaciones de Instagram, por ejemplo, un buen puñado de hashtags para tener más visibilidad en la publicación. Pero el mundo digital cambia de un día para otro y lo que hoy es una buena práctica maña deja de serlo. Así que te recomendamos que no utilices más de 3 o 4 hashtags. Además, trata de tener en cuenta que los que uses que sean relevantes tanto para tu marca como para el contenido de la propia publicación.  Y si algún día has subido el post sin hashtag no te preocupes, #nopasanada.  

Lo importante, al principio 

Las publicaciones de cada red social suelen tener distintas extensiones, pero si puedes poner en las tres o cuatro primeras líneas aquello que sea más relevante mejor. De esta manera, conseguirás llamar la atención de los usuarios generando interés desde las primeras palabras que lean. Probablemente nunca te extiendas demasiado, pero por si acaso te recomendamos captar la atención desde el principio del texto.  

Redacta varias ideas 

Con los textos ocurre como con las fotos, la mejor no suele salir a la primera. La escritura es un proceso que también requiere varios intentos e incluso dejar reposar el texto porque pueden venirnos a la mente ideas mejores si tenemos paciencia. Escribir y reescribir forman parte del proceso. Así que no te precipites por querer publicar los copys de inmediato. Es cierto que a veces haya momentos en los que sea necesario publicar con rapidez, pero en el caso contrario intenta madurar los textos y asegurarte de que están perfectos.  

Pon el foco en los beneficios 

Las características de nuestro producto o servicio no son interesantes, no atraen, no es algo que en las redes sociales tenga cabida. Poner un texto únicamente con las características sería contraproducente para el engagement. Lo mejor para que nuestro público objetivo lea nuestro copy con interés es hablarle de los beneficios que obtendrá con la adquisición de nuestro producto o servicio.  

Adapta el tono de marca a cada red 

No es lo mismo dirigirnos a nuestros clientes a través de Instagram que a través de LinkedIn. Las redes sociales tienen personalidad propia y debes adaptarte a ella. Por ejemplo, en Instagram puedes apostar por un tipo de post más desenfadado y con sentido del humor. Sin embargo, en LinkedIn es mejor que recurras a un copy de mayor seriedad y enfocado a la jerga técnica de tu negocio. 

Utiliza emojis 

Acabamos de hablar de la personalidad de cada red social. Sin embargo, los propios textos también la tienen y es buena idea resaltarla con el uso de emoticonos. No importa si el tono de tu marca es serio o no, elegir el emoji adecuado es algo apropiado para darle al texto algo más de dinamismo. En cuanto a su colocación, puedes hacerlo de varias maneras. Puedes ponerlos al principio para llamar la atención de quien lea el post, pueden ir a mitad de texto o pueden ir al final. Lo cierto es que no hay reglas para ello, aunque no hay que recargar mucho el texto de estos emoticonos para no entorpecer la lectura.  

Promociona tus redes a través de tus redes 

Has leído bien. Probablemente tengas varias cuentas en diferentes redes sociales y no en todas dispongas del mismo número de seguidores. Por eso, para darle un empujón a las cuentas con un menor número de followers puedes utilizar la plataforma social con más seguidores y promocionar la que menos tiene. Imagina que se trata de Instagram donde tienes más personas que te siguen y Twitter la que menos. Puedes optar por un pie de foto en el que invites a tus seguidores a pasarse por la red social de los 280 caracteres y darle visibilidad a esa cuenta.  

🔹 ¿Necesitas ayuda con la gestión de las redes sociales de tu negocio?

¡Contacta con nosotros por correo, llámanos o ven a vernos a nuestras oficinas!, estaremos encantados de ayudarte en lo que necesites!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 4 Promedio: 5)
Author

Escribe un comentario