El RTB (o Real Time Bidding) se enmarca como un mecanismo de compra de publicidad en línea por medio de pujas en espacios publicitarios de diversa índole. Quizás te preguntes en qué se asienta este sistema. La respuesta es sencilla, lo que hay detrás no es nada menos que la intersección entre tecnología y datos, es decir el famoso Big Data.

Todo el mundo sabe que cuando acepta las cookies de un determinado sitio, se está recopilando cierta información de su navegación, de sus búsquedas y de sus movimientos en el entorno digital. Combinando esos millones de datos se pueden sacar conclusiones que permite afinar mucho más a la hora de lograr lo que tanto empresas como consumidores buscan: encontrar el punto de encuentro entre oferta y demanda.

¿Qué es el RTB y cómo funciona?

Lo primero que hay que explicar es qué es la publicidad programática. Este término se refiere, básicamente a la compra automatizada de espacios en los que podemos insertar nuestras campañas de publicidad digital. Se trata de un medio que usan los anunciantes para hacer publicidad online de forma más eficiente, y consiste en realizar una inversión para que sus anuncios se muestren solamente al público objetivo relevante. Es decir, más que espacio publicitarios, a través de este medio, los anunciantes lo que compran son personas o más bien, perfiles, que pueden estar interesados en sus productos o servicios.

Esas comercializaciones, como decíamos, se realizan a través de un procedimiento automatizado de compra y venta. Es en ese procedimiento en el que está insertado el Real Time Biding, que no es otra cosa que un sistema de pujas a tiempo real. Todo ello ocurre en muy poco tiempo, meros milisegundos, pero se trata de una de las formas más propicias para entrar en contacto con un target determinado de forma precisa y eficaz utilicemos el medio que utilicemos.

Es decir, es una forma de mejorar nuestra publicidad display que nos permite elegir a quién mostramos nuestros anuncios. ¿Hay mejor manera de consolidarse en el mercado y construir marca?

¿Cuáles son los principales beneficios del Real Time Bidding?

Ya hemos mencionado que con el RTB nos estaremos asegurando en gran medida de que nuestras campañas de display, social media y publicidad móvil lleguen exclusivamente a los clientes potenciales que nos interesan. Ni que decir tiene que esto lo que hace es amplificar nuestras posibilidades de venta de manera exponencial. ¿Pero qué más logramos a través de este sistema?

En primer lugar un mayor alcance

Como tenemos nuestros recursos mejor invertidos, podemos afinar mucho más en nuestros anuncios y elegir ubicaciones redes y canales que lleguen a una audiencia mucho más extensa (y  también mucho más receptiva). 

Mayor poder de decisión y de personalización

Podrás decidir hasta la hora que se muestra tu anuncio y el mensaje concreto que lleva incorporado dependiendo de a quién vaya dirigido y cuándo crees que lo vaya a ver. Esto, por supuesto, ayudará a captar la atención del usuario, lo que a su vez repercutirá en la eficiencia y precisión de las comunicaciones. En otras palabras, con el RTB aciertas seguro. 

Cuanto más simple, mejor

Por si esto fuera poco, se trata de un sistema simplificado con el que ahorraremos esfuerzo, tiempo y también, en última instancia, dinero. Todo se encuentra en el mismo sitio ya que el proceso reúne a todos los agentes que participan en la campaña online. Más fácil imposible.

Reflexiones finales

Te suena eso de que la segmentación tiene relación con la tasa de conversión por clic en tus anuncios, ¿verdad? Pues eso es exactamente donde el RTB aporta valor como ninguna otra cosa. Al filtrar los anuncios a través del perfil concreto de los usuarios teniendo en cuenta incluso su comportamiento y su forma de operar en internet, los ratios de conversión aumentan de manera más que notable. Con ello lograremos un tráfico de mayor calidad y optimizaremos el uso de los espacios publicitarios en la red. No está mal, ¿verdad?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Author

Escribe un comentario