CRO, Conversion Rate Optimization, seguro que te suena porque esta jerga marketiniana está por todas partes. Pero claro, con tantas siglas y tanta terminología en inglés quizás no nos queda del todo claro de qué hablamos cuando nos referimos a CRO, en qué se diferencia de otros términos con los que suele aparecer vinculado, y por qué tiene una importancia tan mayúscula en el mundo del marketing digital. No te preocupes porque en este artículo vamos a aclararte algunas de estas cuestiones. Vamos allá.

¿Qué es el CRO y por qué tiene tanta importancia?

Empecemos con un poco de contexto. El CRO —que en español se traduciría a algo como Optimización de la Tasa de Conversión— hace referencia al conjunto de estrategias y técnicas dirigidas a aumentar nuestra capacidad de transformar visitas a nuestras webs en registros, leads, suscripciones y clientes.

Hablamos, en palabras sencillas, de convertir curiosos en adeptos. Esta capacidad de conversión depende de varios factores, pero ser eficientes en este apartado tiene consecuencias de gran calado, tanto en relación a los resultados en internet de nuestro negocio, como en cuanto términos de ingresos y ventas. 

Objetivo número uno: aumentar las conversiones

Si en algo debemos centrar nuestro esfuerzo y nuestra inversión es en optimizar nuestra web para que su tasa de conversión aumente. ¿Por qué? Porque de ello depende el éxito de nuestro comercio online, así de sencillo. Aunque generar tráfico, estar bien posicionados y construir marca sean cuestiones muy relevantes, por muy bien que hagamos estas cosas y por mucho interés que generemos, si eso no se traduce en conversiones, de poco sirve.

En otras palabras: antes o después tendremos que convertir si queremos tener un rendimiento en red óptimo. Se trata, además, de la opción más fácil y práctica, porque aumentar el tráfico suele suponer una inversión muy importante, y añadir productos, mejorar nuestro posicionamiento o construir marca suelen ser costosos y mostrar sus efectos más bien en el medio y el largo plazo. 

El proceso del CRO: ¿Dónde está el problema y cuál es la solución?

El CRO: un problema para muchos

Alrededor del 80% de las empresas creen que su CRO deja que desear, pero aunque este sea un tema con una importancia de primer orden, no siempre está claro el camino a tomar para mejorarlo. 

Técnicas y estrategias de CRO

Las razones por las que nuestra tasa de conversión no es la que esperamos pueden ser diversas. Las técnicas de CRO pasan por aumentar nuestra capacidad de análisis de los datos que se desprendan de una situación concreta (estos datos tienen una importancia crucial en el proceso de optimización ya que proporcionan información valiosa como quién es nuestra audiencia, qué desean, de dónde vienen, dónde viven, cuál es su intención de búsqueda, que webs les interesan, cuánto tiempo que pasan en nuestra web, qué perfil de usuario convierte, etc. Suelen rescatarse por medio de herramientas de medición como Google Analytics, entre otras).

También tienen que ver con la realización de modificaciones en nuestras webs y aplicaciones para mejorar temas como el UX y facilitar las conversiones. Desde el estilo y el tamaño de la tipográfica, la arquitectura de la web y la distribución de los apartados, el protagonismo que se otorga a unas y otras secciones, las características de los formularios de suscripción y de compra, o el tipo de diseño y su adaptabilidad a dispositivos móviles… todo cuenta para el CRO

La importancia de testear en CRO

Una vez realizado el minucioso análisis, localizado el problema y puesta en marcha la solución, habrá que realizar los análisis correspondientes para ver si vamos bien encaminados. Para ello es importante echar mano de los Test AB. A través de ellos veremos si, con las modificaciones y la mejoras que hemos introducido, el porcentaje de conversiones aumenta en función, por ejemplo, del dispositivo desde el que se acceda a nuestra plataforma. Si estos tests apuntan en la dirección correcta, estaremos más cerca de conseguirlo, ahora solo nos quedará ponerlo en práctica y esperar a los resultados. 

¿En qué se traducen los esfuerzos invertidos en CRO?

Con un poco de suerte nuestros sistemas de optimización se harán notar en poco tiempo, y el volumen de conversiones empezará a crecer de forma sustancial, repercutiendo en nuestro rendimiento red, y ayudándonos a lograr los objetivos comerciales y de ventas establecidos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Author

Escribe un comentario