Puede ser la frase que más hayas escuchado o leído en este tipo de blogs sobre marketing digital: medir los resultados de las acciones que ponemos en marcha es fundamental para la salud de nuestro negocio.

Las empresas de hoy en día se están adaptando a la digitalización para tener presencia en la web y, por ello, recurren a Google Tag Manager. Esta plataforma nos es de gran ayuda si queremos saber qué ocurre en nuestro sitio web y poder medir los resultados. Con ella, lo que haremos será instalar en nuestras páginas unos fragmentos de código llamados «etiquetas».

Tanto si quieres medir las conversiones en tu tienda online, los eventos en tu blog o las acciones de una promoción, Google Tag Manager agiliza el proceso de añadir y actualizar todos estos códigos de seguimiento en tu sitio web. Sólo tendrás que crear dichas etiquetas, copiarlas y pegarlas en la cabecera de tu site. Y de esta forma tan sencilla, tendrás un gran flujo de información que te ayudará a saber qué decisiones tomar según los resultados. En el post de hoy, te explicaremos cómo insertar etiquetas de conversión y por qué esto es algo beneficioso para ti.

via GIPHY

¿Qué es Google Tag Manager y qué ventajas tiene?

Google Tag Manager es un sistema gratuito de gestión de etiquetas que te posibilita añadir códigos de seguimiento, de analítica web o de medición en general de forma dinámica, ya sea en tu sitio web o en cualquier aplicación, todo esto de forma rápida y sencilla. Se trata, además, de una herramienta gratuita pensada para que no exista la necesidad de saber escribir o editar código de manera que, todas aquellas personas que se dedican al marketing la puedan usar de forma intuitiva. Su sencilla interfaz y su amplia biblioteca de herramientas le permite a los profesionales del marketing añadir, editar y optimizar las etiquetas sin que ello afecte al rendimiento del sitio web.

Utilizar esta herramienta puede marcar la diferencia y es que son muchas las ventajas que presenta, entre ellas, las siguientes:

  • Mayor agilidad para la gestión de etiquetas. Podrás añadir, editar y eliminar etiquetas para medir el impacto de todas sus actividades de marketing en una sola interfaz.
  • Minimiza la posibilidad de errores en el manejo de etiquetas. Gracias a su entorno de preproducción donde podrás comprobar previamente los errores Google Tag Manager te garantiza que tu sitio web funcione correctamente, independientemente del número de etiquetas que utilices y de quién lo administre.
  • Puedes implementar etiquetas de Google y de terceros. GTM admite todo tipo de etiquetas y dispone de una amplia variedad de plantillas con etiquetas preconfiguradas. Si no encuentras una plantilla de etiquetas que se ajuste a tus necesidades, puedes crear una etiqueta personalizada.
  • Facilita la cooperación en equipo. Gracias a las áreas de trabajo y a los controles de acceso granulares, los miembros de tu equipo pueden ver fácilmente las etiquetas que tienen asignadas. De este modo, podrán gestionarlas y actualizarlas siempre que sea necesario. Y, además, se pueden crear plantillas reutilizables para las etiquetas cuyo uso es más habitual. ¿Y si cambias una plantilla? No te preocupes, todas las etiquetas asociadas se actualizan.

Configuración de Google Tag Manager

Como hemos mencionado anteriormente, vamos a ver por fin cómo configurar Google Tag Manager paso a paso para activar los píxeles y etiquetas que queramos. Después, pasaremos a hablar de cómo testar las etiquetas en un entorno de preproducción para comprobar que funcionan como se espera. Esta es sin duda una de las características más atractivas de GTM.

  1. Haz clic aquí para empezar a configurar tu cuenta. Si no tienes ya una, deberás crearla, ya que el uso de los productos de Google suele requerir la vinculación a una cuenta.
  2. En primer lugar, tendrás que crear un contenedor personalizado para la web o aplicación de la que quieras medir resultados. El contenedor de Google Tag Manager es un fragmento de código que pondrás directamente en tu sitio y como ya habrás imaginado «contendrá» todas las etiquetas que vas a utilizar para monitorizar tu sitio (por ejemplo, de seguimiento de conversiones, de productos vistos, etc.). Esto te da la posibilidad de gestionar las etiquetas de una forma más manejable que tiempo atrás cuando lo habitual era ir implementando una a una las etiquetas en el header de la web.
  3. Después, verás un código generado por GTM. Cópialo y pégalo en todas las páginas de tu web.
  4. Una vez instalado el contenedor que hemos mencionado antes, dirígete a tu web y clica en el Tag Assistant de Chrome. Ahí, verás un icono de color amarillo que, por el momento, te dirá que tu contendor se encuentra vacío.
  5. Dirígete a la pantalla principal de GTM y clica en la opción donde pone “añadir etiqueta nueva”. Aquí verás varias opciones entres las que podrás elegir si quieres etiquetas preconfiguradas o, por otro lado, etiquetas de HTML o de imagen que no guardan relación con lo anterior. En este caso, para mostrarte cómo funciona, elegiremos la de Universal Analytics porque suele ser de las primeras que acostumbran a implementarse.
  6. Ahora ve a “Configuración de la etiqueta”, elige Universal Analytics y selecciona qué tipo de segmentación prefieres.
  7. Después, deberás elegir una variable de configuración de Google Analytics o crear una nueva.
  8. Clica en “Activación” de modo que puedas escoger el activador de la etiqueta. De nuevo puedes optar entre elegir uno existente o crear uno nuevo.
  9. En el botón de enviar que verás a la derecha en una esquina, haz clic. Así se creará la primera versión de tu contenedor. Solo falta publicar y ¡ya está!

Preproducción en Google Tag Manager

Finalmente, una de las características más interesantes que tiene GTM, como hemos dicho anteriormente, es su entorno de preproducción. Mediante este, podremos disponer de vistas previas de los cambios que hagamos en nuestro contendor en un contexto de pruebas.

Configuración del entorno de pruebas de GTM

En primer lugar, dirígete a la vista de administrador y selecciona la pestaña de “Entornos”. Aquí podrás observar que hay dos tipos de entornos: Live, que se usa de forma predeterminada para tu web de preproducción y Latest, que equivale a la última versión de tu contenedor. Para la creación de un nuevo entorno, clicaremos en “Nuevo”  y elegiremos un nombre y una URL. Después, hacemos clic en “Crear entorno” y luego “Publicar ahora”. Seguidamente, ve al panel del entorno y clica en “Acciones”. Aquí deberás copiar el snippet, pegarlo en tu sitio web de pruebas, guardar y publicar.

Testa las etiquetas en el entorno de pruebas

Cuando ya has creado tu entorno personalizado, tienes la posibilidad de crear más versiones de tu contenedor con las diferentes etiquetas que quieras probar. Y se hace de la siguiente forma:

  1. Clica en la versión que deseas publicar en dicho entorno de pruebas.
  2. Elige “Publicar en”.
  3. Escoge tu entorno de pruebas.
  4. Clica en “Publicar”.

Publicar las etiquetas en producción

Ahora que ya has comprobado que las etiquetas nuevas están funcionando como se espera, ya puedes ponerlas en producción. Tan solo tendrás que entrar en el panel de versiones, clicar en la que acabas de probar y darle a publicar. Asegúrate de elegir el entorno de producción esta vez. De este modo, deberías ver que la nueva versión está disponible en todos los entornos. Fíjate que todo marcha perfectamente en producción y ¡ya está todo listo!

🔹 ¿Necesitas ayuda con los anuncios en Google Ads de tu empresa?

¡Contacta con nosotros por correo, llámanos o ven a vernos a nuestras oficinas!, estaremos encantados de ayudarte en lo que necesites!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Author

Escribe un comentario